El vuelo de Delta – la «tragedia» de los mass media

Actualización 22/01: Este mediodía en el noticiero de Telefé.




Actualización (23:11hs): Fuentes propias me informan que el piloto no notificó problema alguno a la TWR Ezeiza y que estando en final realiza un go around solicitando ir a la alternativa. Al momento la MET era desfavorable: SAEZ 211043Z 25032G48KT 210V280 2900 TSRA FEW003 SCT030 FEW040CB BKN050 22/20 Q1004

Hoy un avión de Delta Air Line, específicamente un 767-332 (ER) matrícula N191DN cumpliendo el vuelo DL-101 desde Atlanta (USA) a Ezeiza, decide por meteorología desviarse a la alternativa, Carrasco (SUMU) Uruguay.
Estando aproximadamente en ARSOT, decide dirigirse a Carrasco, donde había mejores condiciones MET. (http://avherald.com/)

Al aterrizar una pasajero sube a twitter la siguiente imagen que muestra un Slat roto.

Esta imagen disparó los titulares que detallo a continuación (las bolsas con sangre son un agregado mio, porque solo faltaba que las repartieran con cada ejemplar para derramar sobre la nota)

La crítica que hago es la siguiente.

«Al borde la la muerte» «Casi se estrella»: Es un poco mucho, obviamente que si le preguntan al pasajero que estaba sentado en esa ventanilla y vio lo que para el era «el ala rota», no le alcanzarían las pastillas de carbón de toda una farmacia para contener la diarrea. No es forma de titular una nota sobre un incidente que no produjo ni una declaración de emergencia.
El tipo de aeronave: La mayoría de notas que leí, habían puesto la foto de un 747. Otro anduvo más cerca escribió que se trataba de un 737, que por lo menos tiene dos motores como el 767. 
La noticia:  «Un avión de la empresa Delta Air Lines procedente de Atlanta que intentaba aterrizar en Ezeiza durante la tormenta que azotó esta mañana el área metropolitana sufrió un desperfecto técnico tras romper un ala, por lo que volvió a levantar vuelo y voló de emergencia hasta el aeropuerto de Montevideo» (La Nación). ¿volvió a levantar vuelo? Hay, hay, hay, muchachos redactores. 
Primero que no rompió un ala y segundo que se desvió casi en ARSOT, lejos de haber «levantado vuelo nuevamente». La vio fea por la MET y decidió ir a Montevideo, nada extraordinario hay en eso. No sabemos si se declaró en emergencia, así que «voló de emergencia» queda en la imaginación del que redactó la nota. Igualmente no le cargo las tintas al de La Nación porque la mayoría puso lo mismo.
La MET: «La empresa investiga si el hecho se produjo a raíz de maniobras realizadas por el piloto o la torre de control, que habrían subestimado las condiciones meteorológicas en el aeropuerto de Ezeiza al momento de aterrizar.» Que lindo, hasta da ternura. Escribieron «subestimado» ni pusieron comillas como hice yo. La decisión de aterrizar o no es exclusivamente del piloto. La torre informará las condiciones meteorológicas al momento y el piloto decide que hace. Aterriza o se va a la alternativa. Por las evidencias que hay optó por esta última acción. 
Hay mucho más para destacar, pero no termino más si me pongo a analizar todo lo que han escrito y la verdad que un Slat roto no da para tanto.
Generalmente hay gente que a la hora de tomar un vuelo lo sufren. Es decir, están con temor. Este tipo de notas colabora a que ese temor aumente. 
Lo que falta en los medios es una persona que tenga algún conocimiento aeronáutico que sirva de soporte para este tipo de notas. Hay ignorancia supina sobre la temática aeronáutica. Si bien hay medios especializados, son pocos y no son consultados. Los mass media no cumplen con una base de conocimiento mínimo sobre la actividad. Es hora que comiencen a cambiar.
Roberto Julio Gómez