Boliva: Encontraron un sobreviviente del accidente aéreo caminando por el monte muy herido pero vivo.

“Salí del avión poco a poco, arrastrándome, con todo el dolor”

“Abrí un hueco, pero mi costilla y mi pecho no me dejaban salir. Poco a poco, arrastrándome, comencé a salir el día que nos caímos”, declaró Minor Vidal Huerta, único sobreviviente del accidente de Aerocon, al relatar su odisea.

Antes del accidente

Cuando fue rescatado

 “Estaba sentado en el último asiento”, prosiguió. “Yo trataba de salir con todo el dolor, y me guié por los aviones, para ver si nos venían a rescatar”.

Vidal Huerta, un empresario que trabaja para una empresa de productos farmacéuticos, es el único de los nueve ocupantes de la nave de Aerocom que logró salir con vida del accidente ocurrido el martes pasado cerca del aeropuerto de Trinidad.

Al recordar el accidente, relató que le pareció “raro” el accionar del avión en pleno vuelo. “Estaba bajando y estaba dando vueltas por Trinidad,  y bajó demasiado”, cuando se precipitó a tierra.  

“Todos gritaban. Yo le decía que tengan fe en Dios, que Dios nos iba a ayudar. Todos se quedaron callados. Luego no vi nada ni a nadie. Al día siguiente me di cuenta de que todos habían muerto”, relató.
“Y, ¡ucha!… han debido ver como el avión está esta hecho añicos”, agregó.

Vidal Huerta dijo que a las siete de la noche del martes, estando todavía dentro del avión, estuvo a punto de desmayarse.

“Abrí un hueco, pero mi costilla y mi pecho no me dejaban salir. Poco a poco,  arrastrándome, comencé a salir. Me quedé todo el día por si acaso para ver si iban a venir y nos iban a encontrar”, rememoró.

Enviado por nuestro lector y «corresponsal» Savador Calderón desde Bolivia