La aviación, estilo de vida

La aviación, estilo de vida

El
día de spotting terminó, parado con la cámara en mano, uno se detiene
un momento y se queda mirando el aeropuerto… Aviones, algunos volando,
otros rodando, y otros simplemente esperando salir…
Increíblemente
esto nos da una sensación inexplicable, ¿cómo explicar lo que sentimos
por la aviación? Gracias a ella, los buenos momentos pasamos, siempre
juntos, disfrutando de esta pasión.

Nada nos detiene, si
escuchamos un avión lo primero que hacemos absolutamente inconscientes
es buscarlo hasta encontrarlo. A donde sea que estemos, nunca falta esa
mirada al cielo con esperanza de ver alguna que otra aeronave, siempre
lo hacemos.

“Che, ¿tanto te van a gustar los aviones?” te preguntan todos…
Indudablemente
es el futuro y felicidad de muchos, ¿cómo explicarles lo que se siente
por esto? ¿O acaso hay algo que nos importe más? No lo creo…

Pensas por dentro y sonreís… ¿Qué saben ellos de qué significa la aviación para vos?
¿Qué saben ellos de la ansiedad que se siente cada vez que estamos por llegar al aeropuerto?
¿Qué saben ellos de las cosas que hicimos por la aviación?
¿Qué saben ellos de lo que sentís cuando ves rotar un avión?
¿Qué saben ellos de la tristeza que causa cada accidente aéreo?
¿Qué saben ellos de las veces que corriste para sacar una foto?
¿Qué saben ellos de lo que es perderse un evento aeronáutico y ponerse mal, muy mal?
¿Qué saben ellos de la fuerza que te da que te digan «Qué buena foto!»?
¿Qué
saben ellos de lo profundo que respiras cuando volves a ver esos videos
que nunca más vas a vivir? Cuando recordás esos momentos
inolvidables.   
¿Qué saben ellos de la impotencia que se siente cuando no podes estar detrás de esas rejas que toda tu vida soñaste estar?
¿Qué saben ellos de lo que es ver tres aviones en final, uno detrás de otro a punto de aterrizar?
¿Qué saben ellos de lo que es estar esperando salir a volar?
¿Qué saben ellos del dolor que se siente después de una mala foto?
¿Qué saben ellos de lo que se siente cuando ves los aviones peleándola para aterrizar en un día con mucho viento?
¿Qué saben ellos de lo que duele que te digan, «¿Tanto te van a gustar los aviones?»?
¿Qué saben ellos de lo que es estar en final, y pensar que aterrizas y volvés al mundo despreciado?
¿Qué saben ellos de lo que sentís cuando no podes volar?
¿Qué saben ellos de lo feo que es estar horas sin ver tráfico del que estas acostumbrado?
¿Qué saben ellos de las mañanas temprano que te levantaste para ir a ver aviones?
¿Qué saben ellos de lo bien que se siente PEGARTE al asiento cuando le dan potencia? ¿Cómo explicarlo?
¿Qué saben ellos de cómo es cagarse de calor, pero no te importa porque vos querés esa foto y la peleas? ¿Y con el frío?
¿Qué saben ellos lo que se siente por la aviación?
¿Qué saben ellos lo que es no poder ir a disfrutarlo porque la escuela u otras obligaciones te lo impiden?
¿Qué
saben ellos de lo que le puede llegar a costar a tu vieja/o para ir al
aeropuerto para ver prácticamente siempre lo mismo, pero lo haces porque
es tu futuro y es lo único que querés?
¿Qué saben ellos de lo hermoso que es escuchar una turbina, hélice o sonido aeronáutico alguno que te da un «orgasmo auditivo»?
¿Qué
saben ellos de lo que pueda llegarte a encantar escuchar la “chancha”, o
el MD poniendo los reversores y generando ese zumbido y retumbe
inexplicable?
¿Qué saben ellos de lo que es reunirte siempre
cuando puedas, con las personas que marcan tu vida, tus amigos? ¿Qué
saben ellos de lo que amas esta pasión?
Aviones, fotografía, dos pasiones que no se pueden explicar…
Esta es nuestra vida, ¿¡qué saben ellos!?
¿Qué saben ellos de la decepción que es ver cada una de tus fotos que te salieron mal y te perdiste semejante foto?
¿Qué
saben ellos lo que es que llegue fin de año, repasar tus archivos,
gigas y gigas de fotos, momentos compartidos, y ver que viene un año
más, lleno de emociones y tristezas?
¿Qué saben ellos lo que es
ver ese último rasante, que te da golpes de frío, pensando que nunca más
lo vas a volver a ver volar? Una pesadilla hecha realidad. Pensar que
alguna vez te va a pasar y vos también vas a dejar de volar a la larga o
a la corta.
¿Qué saben ellos de lo que es ir afuera, mirar al
cielo, esperar ver un avión, esperar minutos, horas, días para ver un
avión que nunca viste o quizás te gusta mucho que lo querés volver a
ver?
¿Qué saben ellos de la emoción, piel de gallina, sentimiento que siente cada uno de nosotros, cuando leemos esta nota?

Mucha
gente dice que la aviación no tiene nada que ver con la vida, no sé
cuánto saben de la vida, pero de aviación… ¡No saben nada!

Autor: Buiatti, Ignacio