Evitar las distracciones

Cualquier persona que esté realizando una tarea puede distraerse. Pero el potencial que esa distracción provoque un desastre es mucho mayor en la aviación. Algunas catástrofes aéreas importantes han sido consecuencia de la distracción de la tripulación.
A veces, la falta de atención solo da lugar a una advertencia, y otras a una investigación porque terminó en un accidente. Ninguna de las dos cosas son buenas. Entonces, ¿cómo podemos mitigar los riesgos de las distracciones?

¿Qué es una distracción?

distracción
Del lat. distractio, -ōnis ‘separación’.

1. f. Desviación de la atención en algo. Se utilizan asuntos sensacionalistas como distracción del verdadero problema.

2. f. Entretenimiento o diversión. La distracción es recomendable para la recuperación del enfermo.

3. f. Pérdida de la concentración. La distracción del conductor es una de las causas de los accidentes de circulación.

4. f. Cosa que desvía la atención. Hablar en voz alta era la distracción usada para que los oyentes no escucharan determinadas palabras del discurso.

5. f. Cosa que desconcentra. Los anuncios de colores a lo largo de la carretera son una distracción peligrosa para los conductores.

6. f. Actividad que entretiene agradablemente. La lectura es su mejor distracción.

7. f. desus. Forma de vivir y de comportarse al margen de la norma vigente.

8. f. desus. Distancia, separación.

La distracción del piloto puede definirse en términos generales como un proceso, condición o actividad que aleja la atención del piloto de la tarea de volar. Por lo tanto, se puede suponer que un efecto de la distracción del piloto es la interrupción del control que tiene sobre la aeronave.

Sin embargo, es importante que esta definición también se conceptualice dentro del contexto de la atención. La atención se concibe como una respuesta de concentración a un estímulo o tarea que refleja un estado de excitación. Los estudios indican que la atención prestada a un estímulo o tarea concreta se produce generalmente en el contexto de la competencia entre múltiples estímulos o tareas por una capacidad de procesamiento limitada. Múltiples estímulos o tareas que exigen simultáneamente al mecanismo de procesamiento central de un individuo tenderán a interferir entre sí.

Si uno o más de estos estímulos o tareas que compiten entre sí son de suficiente magnitud como para interferir o desviar la atención del foco original, el individuo se distrae. Es en el contexto de la atención donde se produce el proceso de distracción.

Esto implica

  • una tarea primaria
  • un estímulo o tarea secundaria (es decir, un distractor)
  • la desviación de la atención en respuesta a la tarea secundaria

Las tareas secundarias pueden iniciarse por fenómenos fisiológicos o psicológicos internos al individuo o por una tarea o estímulo externo. En el entorno de la aviación, hay muchas tareas secundarias que pueden desviar la atención del piloto de una tarea principal. Algunas pueden ser eventos o problemas a los que hay que prestar atención, mientras que otras pueden ser solo simples estímulos que no requieren una acción inmediata. Incluso un desvío momentáneo de las actividades en curso puede tener el potencial de interrumpir la tarea principal y afectar negativamente al rendimiento. La distracción también debe concebirse en relación con las modalidades sensoriales. Estudios han demostrado que nuestro sentidos de la vista, el oído y el tacto son incapaces de ignorar los cambios repentinos e inesperados de los estímulos, independientemente de su importancia para la tarea original. Hacer frente a las distracciones es una parte normal del vuelo diario. Los pilotos suelen responder a las distracciones de forma rápida y eficaz, intercalando eventos novedosos con secuencias de acciones habituales y bien practicadas. Por ello, el impacto de las distracciones en el rendimiento y la seguridad aérea suele pasar desapercibido.

Las distracciones adoptan diferentes formas. Una de las distracciones más grave en la escala, fue en Madrid en el año 2008, se produjeron 154 víctimas cuando el vuelo 5022 de Spanair intentó despegar sin los flaps extendidos. La tripulación de vuelo estaba conversando mientras procedían con las ckecklist.

En el otro extremo de la escala, durante un vuelo relajado y tranquilo llevando amigos a ver el paisaje, puede suceder que te distraigan señalando unos simpáticos patos y el helicóptero se estrelle; como ocurrió en Nueva Zelanda, recordemos también el vuelo a baja altura del dique Cabra Corral. ¿O tal vez tenés un pasajero vomitando violentamente? El sonido y el olor en esta situación va a ser difícil de dejar de lado cuando estás tratando de concentrarte en el vuelo.

Algunas distracciones no se pueden evitar. Una alarma que suena en la cabina te distraerá de lo que estás haciendo porque está llamando tu atención sobre algo importante, en definitiva esa es la función de la alarma. También el control de tránsito aéreo puede ponerse en contacto con información relevante, distrayéndote de lo que estabas haciendo en ese momento. Todas las tripulaciones aéreas están potencialmente afectadas por estas distracciones.

En 1972, 101 personas murieron en un accidente en los Everglades de Florida, cuando la tripulación del vuelo 401 de Eastern Air Lines se distrajo con una lámpara defectuosa. Es fundamental priorizar todas las tareas que tenés en ese momento. Por ejemplo, la llamada del ATC, o la alarma de la cabina, puede ser lo más crucial que debes atender. En caso contrario, elimina la distracción siempre que sea posible. A continuación, restablece tu conciencia situacional. Identifica lo que estabas haciendo, preguntate en qué momento fuiste interrumpido y decidí qué acción te devolverá a dónde estabas.

Se examinaron 140 informes del Sistema de Informes de Seguridad Aérea (ASRS – EE.UU) para determinar causas que pueden originar incursiones en pista. El examen reveló que 23 incidentes implicaban un fallo de atención por parte del piloto debido a una distracción. A menudo la distracción fue causada por la entrada de un auxiliar de vuelo en la cabina o por una tarea que mantiene la cabeza hacia abajo asociada a la programación del Sistema de Gestión de Vuelo (FMS).
Las fuentes de distracción se clasificaron por orden de mayor a menor de la siguiente manera:

  1. Checklist
  2. Anuncios a los pasajeros.
  3. Llamadas de radio de la empresa
  4. Entrada del auxiliar de vuelo en la cabina
  5. Conversaciones
  6. Programación del FMS

Recordá siempre los fundamentos del vuelo: volar, navegar y comunicarse. Cuando decidas qué acción tomar, siempre tiene que existir un plan B en caso de que las cosas no salgan como se han planeado. Las distracciones van más allá de que se trate de un vuelo de aerolíneas comerciales o un vuelo de aeroclub.

Checklist

Si estás repasando una checklist en cualquier fase del vuelo, ya sea un vuelo previo o durante un fallo del motor, y te interrumpen o te distraes, volvé a empezar desde el principio. Puede que estés seguro de que sabes dónde estabas, pero las checklist están diseñadas para ser seguidas metódicamente, por lo que necesitas asegurarte de que no estás saltando ningún paso. Si vos o tu copiloto, si cabe el caso, están realizando la checklist, o estás hablando por radio, tenés que asegurarte de que cualquier persona que esté con vos sepa que no debe interrumpirte a menos que sea urgente, los que nos deja en el siguiente tema:

Cabina estéril

En la aviación comercial, un entorno de cabina estéril significa que la tripulación no efectúa ninguna actividad no esencial, incluidas las conversaciones, durante las fases críticas del vuelo. Esto suele ser desde el despegue hasta cruzar los 10.000 pies en el ascenso, y en el descenso desde los 10.000 pies hasta la parada en la puerta de embarque. Para los lectores no inmersos en la actividad aérea, en un vuelo escuchan al capitán anunciar a la tripulación «cruzando 10.000 pies». Es por esta cuestión precisamente.

Estos mismos principios pueden aplicarse a la aviación general, incluidos los vuelos recreativos. Generalmente, una navegación o vuelo recreativo se desarrollan debajo de los 10.000 pies por lo tanto podes crear tus propias reglas de cabina estéril, tus propios límites. Estas por realizar un vuelo, podrías establecer que desde el arranque del motor hasta más allá del despegue y el ascenso mantener este concepto. Digamos que podrían ser 15 millas aproximadamente. Quedaría así: 1  Regla: Desde la puesta en marcha hasta las 15 millas (incluido el ascenso) mantendrás cabina esteril, y se lo comunicaras a todos tus pasajeros. Al llegar lo mismo, antes de iniciar el descenso hasta apagar motor. Es solo un ejemplo, vos verás que te conviene más a fin de mantener la seguridad del vuelo. Creatividad.

Se trata de enfocarte en el vuelo y solo en el vuelo. Avisales a tus pasajeros con anticipación que no los estas ignorando, sino que se está adhiriendo a un protocolo de cabina estéril por el bien de su seguridad (no es necesario que les diga que es bueno para vos también). Seguramente el vuelo será más relajante y verás que tus habilidades aumentan solo con concentrarte en lo que tenes que hacer.

Pre vuelo

Es otra área que he descubierto a través de la  experiencia que requiere concentración y tiempo. Los invitados son naturalmente curiosos y queremos explicar todas las cosas, pero hacelo después de hacer tu revisión normal. Mejor aún, prevuelo antes de que lleguen los invitados a volar.

Cámaras

Tema sensible si los hay, basta mirar las redes sociales. Las fotos y vídeos en vuelo son espectaculares, las vistas son increíbles y te da una perspectiva única que no puedes obtener en ningún otro lugar. Además, poder grabar grandes recuerdos como piloto y tus pasajeros. Decir algo sobre el tema, tratando de que no se trasforme en algo peligroso, a riesgo de ser tildado de aburrido, amargo, etc.

El piloto debería volar y no estar ocupado en obtener una segunda profesión como fotógrafo

(Nota: Muchos pilotos utilizan monturas de cámara externas, pero están en un área gris en lo que respecta a las regulaciones. La aeronavegabilidad de la aeronave es el factor clave en el montaje de cámaras externas. Básicamente, cualquier cosa que se adjunte al exterior que no formaba parte del Certificado de tipo de aeronavegabilidad de la aeronave o un Certificado de tipo suplementario puede potencialmente hacer que la aeronave no esté en condiciones de volar. Parece algo menor pero el seguro a la hora de pagar puede verlo como algo interesante para no hacerlo.)

Antes del vuelo, establecé un acuerdo con tus pasajeros sobre el uso de las cámaras. De este modo, todos saben exactamente lo que se espera y cuándo pueden usar su cámara durante el vuelo sin causar distracciones. Un flash encendido en la cabina podría cegar temporalmente la vista, especialmente si se vuela de noche, así que asegurate de que el flash esté apagado antes del despegue.

La utilización que pocas veces se le da a una GOPRo es filmar nuestro vuelo dentro de la cabina, ubicando en una posición fija nuestra cámara donde no afecte el vuelo, para luego ser analizado con el instructor. Es una excelente forma de pulir algunos aspectos importantes del pilotaje.

El nuevo campeón de la distracción: el teléfono móvil

Debería ser obvio que un teléfono en la cabina es un gran peligro de distracción. Por mucho que lo intentes, es difícil ignorar un teléfono que suena, o incluso el sonido de un mensaje de WhatsApp. Aunque decidas ignoralo, el sonido habrá interrumpido tu pensamiento. ¿Qué paso relevante podrías haber perdido por culpa de esa distracción? Apaga el teléfono, o al menos ponelo en silencio y fuera de tu alcance, especialmente cuando esté en las fases más críticas del vuelo: prevuelo, rodaje, despegue, ascenso y descenso/aterrizaje. Se han producido varios accidentes, algunos mortales, en el que el celular ha sido un factor.

El uso de teléfonos móviles fue un factor importante en un grave incidente de «configuración incorrecta de la aeronave» que involucró a un avión de la compañia Jetstar A321 que intentaba aterrizar en Singapur en mayo de 2010.

El informe de la Australian Transport Safety Bureau – ATSB sobre el incidente decía que entre los 2500 y los 2000 pies, la tripulación escuchó ruidos asociados con mensajes de texto entrantes en el teléfono celular del capitán. El primer oficial, que era el piloto al mando (Pilot Flying – PF), pidió dos veces al comandante que estableciera una altitud de aproximación frustrada (missed approach), pero no recibió respuesta.

El copiloto, al ver que el comandante estaba ocupado con su teléfono, fijó él mismo la altitud de aproximación frustrada. Según el informe de la ATSB, el capitán dijo que estaba desbloqueando y apagando el teléfono y no escuchó la solicitud del copiloto.

La tripulación no cumplió con la lista de verificación de aterrizaje y la aeronave realizó un escape porque el tren de aterrizaje no se había desplegado con tiempo suficiente.

Los teléfonos también han estado implicados en accidentes fatales en los Estados Unidos. Por ejemplo:

  • En mayo de 2014, el accidente de un Cessna 150 en Colorado – EE.UU – Un accidente fatal con dos víctimas al piloto y un pasajero. Se encontró evidencia en una cámara GoPro recuperada de la aeronave en la que se encontraron fotos que demostraban que el piloto y el pasajero habían estado tomando selfies en sus teléfonos móviles, usando un flash, mientras se encontraban en condiciones IMC nocturnas. El informe de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte concluyó que era «probable que el uso del teléfono celular durante el vuelo accidentado distrajera al piloto y contribuyera a… la pérdida de control».
  • La distracción debida a los mensajes de texto personales del piloto durante las «operaciones de vuelo y en tierra críticas para la seguridad» fue un factor que contribuyó al accidente fatal de un helicóptero de servicios médicos de emergencia en Missouri, EE. UU., en agosto de 2011. , se estrelló por agotamiento de combustible. «La NTSB descubrió que los mensajes de texto del piloto durante los momentos críticos de la preparación del vuelo y durante el vuelo mismo eran un factor contribuyente junto con la fatiga y los errores básicos del piloto. Con la proliferación de dispositivos electrónicos en la cabina, es probable que la investigación de la NTSB sobre el accidente del helicóptero en Missouri tenga un impacto de gran alcance en la capacitación y las regulaciones de la aviación.»
  • Un estudiante, piloto de helicóptero en Palm Beach, Florida, demandó a su escuela de vuelo en 2016, alegando que su instructor estaba usando FaceTime en su teléfono móvil justo antes de que su Robinson R22 se estrellara, matando al instructor e hiriendo gravemente al estudiante.

La distracción puede venir en muchas formas. Algunos auriculares tienen Bluetooth o conexiones por cable a reproductores de música y teléfonos móviles. Los auriculares pueden atenuar automáticamente el audio y el teléfono cuando hay comunicaciones en la radio, pero a medida que avanza o chatea en el teléfono móvil, ¿podes estar seguro de que no se te perdió el comienzo de una instrucción del controlador importante?

Y también existe el riesgo de distracción que compromete la aptitud para volar. Antes de la llegada de los teléfonos móviles, los pilotos eran prácticamente imposibles de contactar por asuntos personales mientras estaban en el aire. Si hubiera una emergencia familiar, probablemente no se enterarían hasta que estuvieran en tierra. Imaginemos a un piloto que, a la mitad de un vuelo, recibe una llamada telefónica o un mensaje de texto de un compañero que le dice que su hijo está en el hospital, o algo peor. El estado de ánimo del piloto probablemente se vería afectado.

Pero no son sólo los pilotos…

Los técnicos de mantenimiento tienen sus propios problemas de distracción. Su trabajo, a menudo muy técnico, requiere concentración.
Por eso es tan importante (como los pilotos), que apaguen su teléfono móvil antes de emprender una tarea. Ese mensaje de texto seguirá estando ahí en la siguiente pausa, y si el buzón de voz está configurado, no se perderá una llamada importante.
El mero hecho de saber que se acerca la hora de salida puede ser una distracción, ya que los pensamientos se dirigen a las actividades posteriores al turno y se alejan de la tarea que queda por hacer. Por lo tanto, es crucial que si una tarea no puede concluirse al final del día, se retroceda unos pasos al día siguiente, para asegurarse de que no se ha perdido nada durante esa pérdida de concentración al final del día. Y si otra persona se hace cargo de la tarea al final del turno, asegúrate de que las notas de traspaso son lo suficientemente detalladas.

Fly safe and enjoy!
Hasta la próxima
Paz y bien – Namasté
Roberto Gómez
rjg@flap152.com

 

Si te gustó la nota, podés colaborar con el mantenimiento de la página:

Invitame un café en cafecito.app
 

Seguí navegando

Inicio

Sobre FLAP152

Blog

Contacto


Deprecated: Directive 'allow_url_include' is deprecated in Unknown on line 0